Seguidores

sábado, 1 de mayo de 2010

Petete

Una del recuerdo, pensar que este Petete tiene 31 años, me lo regalaron en el año 1979, cuando apenas tenia 2 años...

.. y sigue intacto.

saludos!!!

(buena semana)

20 comentarios:

  1. esta divino!! n.n yo no se si tnga algo tan vintage,buscare n///n


    un beso

    ResponderEliminar
  2. Dulce, dulce su aspecto, mirada ingenua... pues como todos éramos a esa edad. BESITOS Y SALUDITOS DESDE ESPAÑA.

    ResponderEliminar
  3. Guau!!!
    Cuantos recuerdos me trajiste con Petete.
    Gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Carlos yo tengo 32 año soy mayor que el pato, yo naci en el año 1978. Mira Carlos para de sirte que entra otro blog que tengo, el se llama Ostino Deseparante, tiene que pasar el mismo blog marca el perfil, o donde esta las Ventana del blog de cada personas.

    ResponderEliminar
  5. que ternura!!!

    Me entra una nostalgia especial al ver este tipo de juguetes, los de ahora no son lo mismo.

    Yo tenía un muñeco que amaba, El Sr. PEPE PAPAS!!!

    Besote mi niño...

    ResponderEliminar
  6. Todavía conservo mi "Perrito Piloto"... Lo tengo desde que tenía unos cuatro añitos o por ahí jeje!!

    Un besito!

    ResponderEliminar
  7. Hola,
    gracias por dejar saludos y al parecer se convierte en cadena lo de no tener palabras.............jajaja
    Sobre tu PETETE, te contare que poseo juguetes y muñecos tambien de mi tierna infancia, uno en especial que me regalo mi profesora del kinder antes de partir de Chile el año ´75 cuando estaba por cumplir los 6 añitos.
    Lo bonito es tenerlos con uno pese al tiempo transcurrido.
    Bien por eso!!
    Saludos miles.

    ResponderEliminar
  8. gracias a tod@s que pasaron por aca...
    el Petete esta intacto, es que el material no tiene nada que ver como los de hoy, es una goma mucho mas resistente, no como los juguetes de hoy en dia, que lo tomas y se quiebran, en cambio este no, muy resistente...

    saludos!

    ResponderEliminar
  9. el otro día metí a la lavadora mi osito de peluche favorito, me lo regalaron a los seis años... salió sin cabeza y me sentí morir

    ResponderEliminar
  10. uyyyyy cuantos recuerdos!
    cuanta inocencia!

    ResponderEliminar
  11. Conversaciones de todo: ok, gracias por la invitacion, Petete es un pinguino, no un pato.

    ResponderEliminar
  12. Ana: perrito Piloto, no lo ubico, podrias un dia subir una foto...lo tenias cuando desde tu cuatro años, sumando y restando, mmmm debes tener....
    jejejeje!!!

    saludos!

    ResponderEliminar
  13. Ok amigo también todo el mundo sequiboca.

    ResponderEliminar
  14. La verdad compadre yo hasta hoy lo veo pero se ve loable. Y bien cuidado. Muy buena vida para vos.

    ResponderEliminar
  15. estaba casi seguro de q ya habia comentado en esta entrada...

    :D

    en casa hay un chiste local deja ver si lo explico:

    papa y mama tiran "el refrigerador" por q ya no funciona más y comentan algo asi como: lo teniamos cuando nos fuimos a vivir juntos... y asi la licuadora, el florero de la mesa... y terminan con un: "aguas! ya solo quedas tu en esta casa de esas fechas"...

    :P

    ResponderEliminar
  16. jajaja esta buena la hsitoria reptilio.

    saludos!

    ResponderEliminar
  17. Ja...no sabía que habían muñecos de Petete (yo sólo conocía la revista y las caricaturas). Podría pasar piola como primo lejano de Juanito, el de los Chancho...de hecho, podrías hasta pintarlo.

    Saludos afectuosos, de corazón.

    ResponderEliminar
  18. Luis Alejandro: el Petete no lo pinto ni loco, pero tengo un Juanito de menor escala que me regalaron hace tiempo, pronto tengo pensado pintarlo.

    saludos!

    ResponderEliminar
  19. Orale que padre tener un recuerdo así, ojalá y yo tuviera algo, todavía tengo mis juguetes pero nunca tuve uno favorito así que no creo que pueda conservar mucho.
    En fin... por cierto yo también creí que era un pato jo

    saludos

    ResponderEliminar
  20. Qué ricura! casi lo tengo olvidado, pero el nombre Petete no se me olvida, jeje. Besos!

    ResponderEliminar