Seguidores

miércoles, 6 de julio de 2011

Otra de miedo


Bueno, después de los dos relatos paranormales contados anteriormente, publicados el 06 agosto 2010 y 27 agosto 2010 , este sucedió cuando estaba en la faena de Spence, en aquel minera trabajaba por sistema de turno 7 por 7, es decir siete días de trabajo, siete días de descanso.

Dormíamos en campamento, en el cual tenia mi cama y un ropero para dejar mis pertenecías, no compartia mi pequeña pieza con nadie, llevaba como dos turnos, y recuerdo que después de un agotador día de trabajo, después de cenar y ducharme me dirigía a mi cama.

En aquel momento se inicio el suceso extraño, no se si soñando o despierto, me levanto veo la pieza, y vuelvo a acostarme, pero como dije lo real se confundía con el sueño, pero después de ese momento alguna sombra muy oscura me aprieta el pecho muy fuerte, no me deja respirar, y no puedo gritar solo veo sus ojos, una mirada muy intensa con mucho odio.
.
Trato de zafar, pero estoy paralizado, trato de gritar pero solo leves quejidos salen de mi garganta, la sensaciones es muy insoportable, veo toda la habitación, pero esta sombra no me deja moverme y ya casi sin aire, logro gritar muy fuerte SALEEEEE!!!!

Y, nuevamente no logro saber hasta el día de hoy si siempre lo soné o estuve despierto, como también si mi propio grito me despertó o siempre estuve despierto, después de aquel momento no logre dormir de nuevo.

Al otro día, comento a algunos compañeros de trabajo lo sucedido el día anterior, uno me hace el alcancé que en el sector de los campamentos antes pasaba la carretera, y varias animitas fueron trasladas de sector, junto con el traslado de la carretera, y a veces almas en pena salen a asustar a los nuevos.

Después de aquel suceso, nada más me pasó en el dormitorio, pero este suceso no parte acá, ese ente, que creo que sea el mismo ya creo que me visitaba, pero esa es otra historia....


saludos!!!

12 comentarios:

  1. Cuenta... cuenta esa otra historia!!!! Me encantan estas experiencias aunque si me pongo en tu lugar tuvo que ser bastante desconcertante!!!! BESITOS Y SALUDITOS ESPAÑOLES.

    ResponderEliminar
  2. Parálisis de sueño.
    Pero como sea no dejan de dar miedo, aunque mejor lo extraño que lo médico.

    saludos (me gustan estas historias de terror, apoyo a Liova)

    ResponderEliminar
  3. quiza se te "subio el muerto" como aca le dicen

    y no sabia que eras de la U catolica ssssss!

    ;P

    Buen dia men

    ResponderEliminar
  4. No Carlos, yo no creo en esas cosas, fue un sueño. Una vez soñaba que lloraba mucho, y me desperte con los ojos llenos de lágrimas...
    Suele pasar...
    besos y abrazos, nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  5. No, pus, si que estaba buena! :P

    Estamos en Frecuencia.

    P.D. no estarás enbrujado?¿ :s

    ResponderEliminar
  6. Situación confusa, no es para menos...quizás por eso no sueño tanto aunque sí tengo momentos de "deja vu" que no sé si los viví o soñé antes. Quizás haya sido un alma en pena dispuesta a darte un sustito de novato.

    Saludos afectuosos, de corazón.

    ResponderEliminar
  7. Hooola!! por fin me paso a tu encantador blog!!
    Pues mira, a mime suceden cosas más o menos igual.
    Solo te puedo decir que eso lo comprendo muy bien, esa sensación la he tenido y no es agradable, sin embargo, llega el momento en que aprendes a controlarla.
    Cuando eso sucede ya no se acercan tanto!
    Beso!

    Yo ando de fiesta, gustas?

    ResponderEliminar
  8. La mente nos juega unas jugarretas bien pesadas a veces. La otra noche soñé que un vampiro me mordía la mano y yo luchaba con él hasta que lo lancé por la ventana de mi dormitorio
    ...que está en el 5º piso de mi edificio.

    Lo más desconcertante es que tras despertar escuché un grito por fuera de la ventana, para qué le cuento lo pálido que quedé.
    Que shusto!

    Creo que nos observan, definitivamente "hay algo ahí afuera". Hace unos 5 años atrás vi por el reflejo de la tv a nada más y nada menos que La Pelá, con su acostumbrada túnica negra que dejaba oculto su rostro, fue espeluznante. Tal vez fue un aviso porque tras el terremoto una de la paredes cedió y aplastó mi cama.

    Sabe lo que hice?
    Rocié con sal blanca todos los rincones de la casa, especialmente en la puerta de entrada principal. Así se alejan los malos espíritus.
    Saludos con cuco.

    ResponderEliminar
  9. Liova: si ya pronto contare esa nueva historia que me pides.

    Guerrero: paralisis de sueño?, no habia escuchado el termino voy a googlear para estar mas informado.

    Reptilio: se te subio el muerto?, jejejee
    no mister de Universidad de Chile, esos son los chunchos, corazon azul...

    ResponderEliminar
  10. Madame Milagros: mmmm, pero todo su razon de ser, de que paso algo, algo paso, saludos!!

    La Malquerida: no quiero ni pensar si no fue un sueño...

    Frecuencia X: no lo creo, pero algo pasaba muy reiterado hace tiempo...

    Luis Alejandro: tiempo que no pasabas por aca, gracias por los saludos, me dare mi vuelta por su blogs, situacion que hace tiempo no voy.

    ResponderEliminar
  11. Gaviota: si, tambien he podido controlarla, como tambien controlar los sueños, cuando tenia pesadillas, lograba dominar la situacion.

    @lex: ufff ver a la Pelá, esa si que da miedo...

    saludos!!

    ResponderEliminar