Seguidores

jueves, 21 de julio de 2011

Otro caso paranormal





Bueno, esta historia no es tan tétrica como las anteriores, pero a pesar de eso no dejar de ser extraña...


Esta sucedió hace aproximadamente un año, en esa oportunidad estaba trabajando en la Mina Ministro Hales, más conocida como la "MMH" o también como la Mansa Mina, pero aquel dato no es importante.

En ese trabajo, tenia un sistema de turno cinco por dos, todos los viernes regresaba en auto a mi ciudad natal, Antofagasta, el viaje desde Calama a destino es de aproximadamente de dos hora y media.

Recuerdo muy bien, que en aquella oportunidad, viajamos de Calama a Antofagasta con mi novia, salimos no muy tarde, aunque ya era de noche, sino me equivoco eran como las 22:00 un día viernes, la carretera Norte 5, casi nada de trafico, lo más usual es que los jueves a las 18:00 hrs se ve mucho movimiento vehicular, pero este viernes no era el caso.

Venia yo conduciendo el vehículo escuchando música, todo muy tranquilo, pero yo me percato que ya desde Calama había conducido como una hora y a un costado de la carretera veo a una persona caminando en mismo sentido que yo me dirigía a Antofagasta, algo muy raro vi en el caminante, en primer lugar vestía terno de esos antiguos además que llevaba una maleta de esas cuadradas muy antiguas, pero aquello no era lo más raro, lo que realmente me causó extrañeza y susto es que no logre ver su cabeza, o silueta de esta.

Seguí conduciendo, no dije nada, pero sin negar con mucho miedo, pasado unos minutos le consulto a mi novia si lo vio, ella me dijo "que si", y que al igual que yo le llamo la atención la forma de vestir y de la maleta cuadrada tan antigua, y además de que no lograba ver su cabeza.

Por varios minutos evite ver por el espejo retrovisor, si seguía ahí tal personaje, todo fue muy raro, ya que por la hora extraño alguien caminando por ahí, además que estaba muy lejos de la ciudad, y además por su forma rara de vestir, y el gran detalle de la cabeza.

No dijimos nada como en treinta minutos, solo pusimos la radio y tratamos de evitar hablar de lo sucedido.

Dicen que en la carretera a veces los "idos" salen a pasear, no se si este fue el caso, solo que algo vimos, muy raro, muy extraño.

Y si hablamos de carretera, tengo otra historia de viaje, al igual que esta fue bien sencilla, pero muy poco explicable, pero aquello es escrito de otra entrada...

saludos!!

8 comentarios:

  1. ¿Por qué a mí no me pasarán cosas de ese tipo?

    Qué bien, al menos pasó por un costado y no se te atravesó en plena carretera la pobre alma del sujeto degollado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Fantasmas, nunca he visto uno pero los que sí, dicen que aveces los vivos dan más miedo :)

    ResponderEliminar
  3. Hola amigo!!! Los "idos" como bien dices,de vez en cuando vienen y nos alertan de su silenciosa presencia. Yo también he tenido alguna eperiencia de este tipo y la verdad que me pone los pelos de punta.....!!!! besitos y saluditos desde España.

    ResponderEliminar
  4. Karla: no, te imaginas si atravesamos el espectro, aunque tenia imagen de algo solido, no era fantasmal, menos como una nube, pero atravesarlo mejor ni contar...


    Munani: en todo caso, lo que dices es ciero, mas daño hacen los vivos que los muertos...

    Liova: cuenta alguna...

    saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. si quien sabe por que en la carretera es donde "pasan cosas", aca era muy comun oir de -las bolas de fuego- que se supone en los pueblos las conocen como brujas, pero quien sabe...


    Buen finde camarada

    ResponderEliminar
  6. COmo dije, creo que ya hubiera chocado hace mucho... quie bueno que no tengo carro creo.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Hace un tiempo leí en una revista sobre el Empampado Riquelme, es una historia conocida por esos lugares, sobre un tipo que se bajó del tren que viajaba con rumbo a Iquique y se internó en el desierto. Casi un siglo más tarde fue hallado por unos turistas gringos, la Policía de Investigaciones fue al lugar del hallazgo y encontraron su cuerpo totalmente seco, vestido con un terno café, todavía con los zapatos puestos y una maleta cuadrada de cuero donde guardaba sus objetos personales. Todas sus pertenencias estaban casi intactas pues la atmósfera casi seca del desierto impide la descomposición de los materiales. Incluso los autos más antiguos rara vez se oxidan, cosa que en el extremo sur del país es imposible de evitar.
    Creo que a quien Ud. vio iñor fue al Empampado, los camioneros lo conocen, también a una niña que trata de subirse a la cabina del camión buscando al chofer que la dejó abandonada en el desierto.
    No la deje nunca subir al auto!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. @lex: ahora si que me dio mas miedo, en una de esas es el personaje que describes...
    el Empampado, buscare en la web mas acerca de quien escribes...
    gracias por el dato

    saludos!!!

    ResponderEliminar