Seguidores

domingo, 27 de octubre de 2013

Día 27 - Rodrigo Urzúa




¿Por qué ya no me llamas cronopio, madre?



Bien sabes que soy tu hijo,



Bien sabes que he corrido a mares, entre tinieblas,



Buscando tu silueta...



Me he contentado con seres desorientados, con palabras caucásicas,



He sido fiel al recuerdo de tu imagen,




Y verte jugar, reír alrededor de los infelices parques descascarados.


Hoy, la inocencia se burlará una vez más de mí,


Me demostrará que soy un retrato de envidias en la ardiente arena.



Ah, sí... pero la vida fue tan cruel,



Para deleitarse con mis estúpidos alaridos me ha jugado mil malas pasadas.



Ahora que soy incapaz de sentirme frágil y herido de muerte,



Se separa de mí el juicio y me condena desde lejos,


Desde los aposentos de su propia negrura.



LICANTROPÍA
Rodrigo Urzúa
(Imagenes corresponden
 aborde costero de Viña del Mar, Chile)


2 comentarios:

  1. Mmmmm pues no sé si este licántropo bebió o no en Cortázar pero está claro que usa esa palabreja que es tan suya de cronopio... y mira, viendo tus imágenes, la verdad es que dan ganas de volverse niño y correr a hacer castillos a la orilla de esta preciosa playa que nos muestras... Mmmmm qué envidia me da verla desde este otoño que nos ha llegado aquí, al otro lado del mar.


    Un placer y graaciaass... feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. querida amiga Maria, ya se nos va octubre, y con ello este mes lleno de poesía e imagenes, pronto se nos viene noviembre con varias sorpresas y desafíos personales/laborales...

      saludos!!

      Eliminar