Seguidores

domingo, 11 de septiembre de 2016

Julio Cortazar, gracias...

Como buen domingo, cedo el puesto a grandes, guardo silencio y escucho a quienes leo y me inspiran, espero que lo disfruten tanto como yo.
Que tengan un excelente domingo...


Capítulo 7



    Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

     Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

11 comentarios:

  1. Rayuela, cuantos recuerdos. Es una obra genial y algunos de sus capítulos tienen valor por si mismos. El capitulo 68 es posiblemente el mas conocido por lo incomprensible. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oH! Ester me has traido al recuerdo aquella lengua del glíglico...
      muchas gracias por tus sustalos para ti!

      Eliminar
  2. Esto lo haces cada domingo? es una idea fantástica, espero que se repita.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. precisamente no, pero como los domingos son lentos, no es mala idea instaurar el día de quienes me inspiraron, quizás no sea todos los domingos, pero no es mala idea domingo por medio.
      saludos!

      Eliminar
  3. Vaya, vaya, se me antojó....... el café!

    :P

    ResponderEliminar
  4. Preciosas palabras. Gracias por compartirlas. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  5. yo quiero un domingo tranquilo para dormir... y dormir y dormir y dormir y dormir... auxilio jajaja

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué maravilla de texto, Carlos! Sintonizo con ese estilo intimista y lírico mientras saboreo el humeante café de la fotografía, también muy intimista y evocadora.

    Acabo de constatar que no estaba entre tus seguidores y rápidamente me he añadido porque hay algo en tu forma de escribir que me palpita.

    ResponderEliminar
  7. Qué delicia de texto. Es un gran extracto. Tiene erotismo, tiene fuerza.

    Excelente iniciativa, Carlos! Considera hacer lo mismo cada domingo, son cosas que nos ayudan a sobrevivir al domingo.

    Más saludos!

    ResponderEliminar
  8. Es que Cortázar es un grande. Yo soy muy fan de sus Famas y sus Cronopios ^^

    ResponderEliminar