Seguidores

sábado, 16 de septiembre de 2017

Oficinas salitreras de Humberstone y Santa Laura. (Segunda Parte...)

Ya como decía Chusa, que la imágenes de la entrada anterior parecía del viejo Oeste, en esta segunda parte la gran mayoría de las fotografías corresponden a exteriores.

Eso si, cuando indique que en los inicios las salitreras eran administradas por empresas de EEUU, existe un error,ya que en 1902 pasa a manos de The New Tamarugal Nitrate Company. En 1913, Santa Laura paraliza sus trabajos hasta 1920, año en que se implementa el sistema de extracción Shanks que mejora los rendimientos de la oficina. Este proceso se realiza entre 1918 y 1920, bajo la dirección del constructor William J. Clayton, para la “London Nitrate Co. Ltd”. 

Como también sus principales producto final son: se utiliza principalmente en la fabricación de ácidos (nítrico y sulfúrico) y nitrato de potasio. Además, es un agente oxidante y se usa en agricultura como fertilizante nitrogenado que puede reemplazar a la urea por su alto contenido en nitrógeno.

Otros usos son en la medicina y en la fabricación de pólvora, dinamita, y otros explosivos, pirotecnia, vidrios, fósforos, gases, sales de sodio, pigmentos, conservantes de alimentos y esmalte para alfarería, entre otros.


Así la previa explicación los invito a la segunda parte del paseo por el pasado, en donde se ven talleres, piscina de veraneo, hospital, teatro, escuela, plaza central, y oficina de administración del campamento salitrero...


























Que tengan un buen fin de semana.
Saludos
CarlosMxAx

18 comentarios:

  1. Me ha gustado ver las fotos y saber por ti de este espacio goegráfico que no conocía.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de nada, igual agradezco tus paseos visuales que nos da en tu blog
      saludos!

      Eliminar
  2. Durante años en las carreteras de España se veían unos carteles negros y amarillos con un jinete a caballo donde se leía nitrato de Chile, hoy me lo has recordado. Las fotos son muy elocuentes, nos podemos hacer una perfecta idea de cómo era el lugar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahora se ve desolado, pero imagino en la época en pleno esplendor del salitre, mucha vida y trabajo a la vez; además que estaban todas las condiciones de una mini ciudad, con plaza, teatro, piscina, y un pequeño centro comercial..

      Eliminar
  3. Buenísimas fotos. Más vívidas se me vuelven esas historias que cuentan que en Humberstone se pueden acceder a portales que te llevan a otras dimensiones. Terror y fascinación en estado puro.

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. wooo!! ni me diga, si cada paso entre las habitaciones imaginaba que se abría un portal al pasado o que me topara con algun visitante del siglo anterior...

      Eliminar
  4. Pues sí, es totalmente como el Viejo Oeste!! Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro que si, tiene toda la honda del viejo oeste, solo falto esa madeja de pasto seco dando vuelta por el viento...

      besos!

      Eliminar
  5. Te imaginas las historias de ese lugar?
    Gracias por el recorrido.

    saludos =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. o los viajes a la costa, este pueblo esta a 45 minutos en vehículo de Iquique, ciudad puerto, esas salidas de juerga, alcohol y diversión
      mejor ni imaginar...

      saludos!

      Eliminar
  6. Todo se ve desolado y viejo como para una peli de terror. Muy bueno . Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, si no me atreví a entrar al viejo hospital, como dicen que a veces las almas que sufren quedan atrapadas en este plano, apenas fotografié desde la puerta

      saludos!

      Eliminar
  7. Excelentes imágenes, para mirar y seguir mirando.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muy cierto, y por mi parte cada vez que viajo al Norte, aprovecho de visitar este pueblo-museo
      Beso...

      Eliminar
  8. Como siempre excelentes imágenes, siempre muy enriquecedoras
    saludos y gracias por pasar

    ResponderEliminar
  9. Como un viaje al pasado.
    Gracias por el reportaje.
    Salu2, Carlos.

    ResponderEliminar