Seguidores

miércoles, 28 de julio de 2010


yo me callo que hablen otros...

a veces es mejor oír, el silencio de vez en cuando es buena compañera y consejera

saludos, buen día!!


sábado, 24 de julio de 2010

Vamos de nuevo...

Cuantas veces tememos a lo desconocido, o peor aun a ese miedo al ridículo, a lo que jamás nunca has hecho y de pronto por necesidad debes realizar...?

Antes de iniciar vienes con muchos prejuicios, antes de iniciar, dices que te ira mal, sin razón alguna crees que no podrás sacar adelante lo que se te dijo que debías hacer. Y ya con aquel pensamiento te sientes derrotado, que no seras el mejor, que otros lo harían de mejor manera y un sinfín de frases que solo cometen que sigas tirándote para abajo.

Pero, si haces algo diferente, realizas tu cometido, pero a tu pinta, a tu manera, el fin se logra, el objetivo esta realizado, si te sales de los canones comunes del orden que se deben hacer las cosas, si el o los espectadores no esperan ese actuar, ya que todos están en base a una forma y de esa forma se debe hacer.

Aquella manera distinta de afrontar un desafió, que deja perplejo, otros dirán que es un loco ,en especial los que tienen experiencia, y temen a ese cambio, están tan acostumbrado a realizar las cosas de una manera, que cuando llega alguien y cambiar el orden, pero el producto sigue igual, la conmutatividad acompañada de la asociatividad no produce desorden, sino que entrega una manera distinta de ver las cosas, el miedo al ridículo desaparece, lo desconocido se hace conocido, y sin querer se puede iniciar una manera nueva.

Quien me dice como se generó la primera formula, de donde salio?, sino existía un precedente de como se deben realizar las cosas.

"Libros al suelo,  que ahora el profesor de matemáticas soy yo, quien diría..."

saludos.