Seguidores

jueves, 18 de agosto de 2016

Un día cualquiera...

Caminando por Antofagasta, ciudad en la cual vivo, me topo con este artista callejero, el cual es genial la interacción entre el violinista y la marioneta que toca el piano. 
Bueno, no se si saben, pero fui marionetista cuando joven, y la técnica empleada por el violinista, consistía en pedales que accionaba el movimiento del pianista, que esta de demás decir que muy bien logrado el efecto, yo estaba familiarizado con el títere de mano y el de cuerdas, la técnica de títere de sombras no logre dominar, pero esta modalidad, completamente nueva para mi.




Buen fin de semana.
CarlosMxAX